Jesús Gordillo

  • Escritor
  • Músico
  • Colaborador Radiofónico

1978. Jesús Gordillo nació, creció y se torció en Badajoz, ciudad fronteriza de calor y contrabando. Hijo de oficinistas, y el mediano de tres hermanos, tuvo una infancia de barrio, con mucha calle pisada y pájaros en la cabeza. Sin más mundo visitado que las playas del sur, una vez al año, a bordo del SEAT 124 de su padre. A falta de alas, se vio obligado a buscar universos en sus libros de piratas y dinosaurios, asomándose a menudo al cine, y descuidando, eso sí, su modesto expediente académico hasta alcanzar la secundaria muy a duras penas.

Tardó tres décadas en descubrir que había nacido escritor, aunque por entonces ya había creado sus primeras obras en forma de canciones. Temas que componía e interpretaba en su primera banda de música, Triturando Blues.

Sobre su obra

La búsqueda innata de la ficción

Supo de su condición de literato, cuando las musas callaron la melodía y borraron la métrica de sus textos, logrando así conquistar varios premios de relatos, alguno de cierta consideración. Se lanzó entonces a escribir la que sería su primera novela, Mustang, y que vería la luz editorial en segundo lugar, tras su éxito con el libro Ojos de Circo, escrito a cuatro manos junto al escritor Javier Martos.

Con varias novelas en el mercado, sigue escribiendo y publicando, totalmente convencido de que ser escritor es algo que no siempre está relacionado con darle golpes duros al teclado.

nino-1

“Siente que lo lleva en la sangre. Se lo atribuye al destino, mientras apura otra cerveza y da un paseo para poner la lata vacía encima de una roca. Mientras vuelve a su posición, empieza a sentir un hormigueo en la entrepierna y, en cuanto empuña la pistola, la erección se vuelve completa y firme como el plomo. Repara en ello y sonríe.”

Jesús Gordillo

Escritor & Músico & Colaborador Radiofónico

1978. Jesús Gordillo nació, creció y se torció en Badajoz, ciudad fronteriza de calor y contrabando. Hijo de oficinistas, y el mediano de tres hermanos, tuvo una infancia de barrio, con mucha calle pisada y pájaros en la cabeza. Sin más mundo visitado que las playas del sur, una vez al año, a bordo del SEAT 124 de su padre. A falta de alas, se vio obligado a buscar universos en sus libros de piratas y dinosaurios, asomándose a menudo al cine, y descuidando, eso sí, su modesto expediente académico hasta alcanzar la secundaria muy a duras penas.

Tardó tres décadas en descubrir que había nacido escritor, aunque por entonces ya había creado sus primeras obras en forma de canciones. Temas que componía e interpretaba en su primera banda de música, Triturando Blues.

Sobre su obra

La búsqueda innata de la ficción

Supo de su condición de literato, cuando las musas callaron la melodía y borraron la métrica de sus textos, logrando así conquistar varios premios de relatos, alguno de cierta consideración. Se lanzó entonces a escribir la que sería su primera novela, Mustang, y que vería la luz editorial en segundo lugar, tras su éxito con el libro Ojos de Circo, escrito a cuatro manos junto al escritor Javier Martos.

Con varias novelas en el mercado, sigue escribiendo y publicando, totalmente convencido de que ser escritor es algo que no siempre está relacionado con darle golpes duros al teclado.

nino-1

“Siente que lo lleva en la sangre. Se lo atribuye al destino, mientras apura otra cerveza y da un paseo para poner la lata vacía encima de una roca. Mientras vuelve a su posición, empieza a sentir un hormigueo en la entrepierna y, en cuanto empuña la pistola, la erección se vuelve completa y firme como el plomo. Repara en ello y sonríe.”

COLECCIÓN

Conoce los libros

Relatos en antologías

Prensa

Opiniones

Sigue las novedades

Blog